DERECHOS HUMANOS Y DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS

El respeto de los derechos humanos a nivel mundial es una de las tareas más importantes de nuestro tiempo. Incluso a comienzos del siglo XXI se siguen produciendo violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos en todas las regiones del Planeta. El genocidio, la tortura, los desplazamientos forzados, la represión, la discriminación, las privaciones de libertad o las persecuciones por motivos étnicos, políticos y religiosos son prácticas tan extendidas como las restricciones de los derechos sociales, económicos y culturales. Muchos gobiernos y autoridades estatales ,a lo largo de décadas, han cometido de forma activa tales delitos, o los han tolerado y han negado a los seres humanos sus derechos más elementales. Pero también a través de brutales prácticas empresariales, las empresas privadas han dañado y vulnerado a menudo los derechos humanos. Hasta hoy, rara vez se han exigido responsabilidades a los causantes de las violaciones de los derechos humanos. No obstante, desde la creación de los Tribunales Militares de Tokio y Núremberg se ha reconocido la necesidad de perseguir penalmente tales atrocidades. La impunidad de los responsables instiga la comisión de nuevos delitos. Para una protección efectiva de los derechos humanos, el uso de herramientas legales adquiere cada vez un mayor significado. En el pasado, se iniciaron en Europa algunos de los más importantes e innovadores casos para la defensa de los derechos humanos, como las imputaciones presentadas en España contra el antiguo Presidente de Chile, Augusto Pinochet, y la Junta Militar argentina; o las realizadas en Alemania y Francia contra el antiguo Secretario de Defensa norteamericano, Donald Rumsfeld y el Ministro del Interior uzbeco, Zakir Almatow. Estas iniciativas individuales han puesto de relieve la necesidad de una organización independiente que pueda coordinar de manera efectiva los casos de derechos humanos en Europa, así como desarrollar estrategias jurídicas. Como ha mostrado el "Programa de vuelos de la CIA", los responsables de graves violaciones de los derechos humanos operan a menudo más allá de sus fronteras, a nivel internacional, lo que hace indispensable una estrecha cooperación entre las organizaciones de derechos humanos y las asociaciones de abogados, tanto a nivel europeo como internacional.

ECCHR


El Centro Europeo por los Derechos Constitucionales y Humanos (ECCHR, por sus siglas en inglés) es una organización de derechos humanos independiente, sin ánimo de lucro, con sede en Berlín. Fue fundada en 2007 por un pequeño grupo de abogados de renombre para garantizar y proteger los derechos humanos con los mecanismos jurídicos contenidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, así como en otras declaraciones internacionales y textos constitucionales nacionales. Por ello, ECCHR se ha comprometido a utilizar el derecho, de forma creativa y efectiva, como motor para acometer cambios sociales. ECCHR quiere mejorar la conexión entre los abogados y activistas europeos para que compartan sus conocimientos y experiencias en la lucha por los derechos humanos y así desarrollen estrategias conjuntas más allá de las fronteras.