Expulsiones automáticas a la valla de Melilla bajo escrutinio judicial

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos solicita explicaciones sobre las “devoluciones en caliente" de parte del gobierno español

Por primera vez un tribunal internacional examina la ilegalidad de las expulsiones automáticas - también conocidas como "devoluciones en caliente" - en la frontera terrestre española-marroquí. El 30 de julio publicó el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) su primera decisión en el caso de dos hombres subsaharianos de Mali y de la Costa de Marfil que fueron sumaria y colectivamente expulsados del territorio español el 13 de agosto de 2014 con otros 75 individuos. No es un caso aislado, sino parte de una práctica sistemática de la guardia civil en las vallas de Ceuta y Melilla. Ahora el TEDH pide del gobierno español contestar hasta el 21 de diciembre a los demandantes que sus derechos bajo el Convenio Europeo de Derechos Humanos fueron violados.
 
La posición de los demandantes se ve respaldada por dictámenes jurídicos del comisario del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), del comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, de Amnistía Internacional y de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR).

ONGs valoran los procedimientos ante el TEDH

CP_Melilla_ECCHR_BfdW_20151217.pdf (141.5 KiB)

El ECCHR está en contacto con los dos demandantes y sus comunidades desde más de un año. Los demandantes están representados por el abogado español Gonzalo Boye  y su colega alemán Carsten Gericke.
 
"Damos la bienvenida a la decisión del Tribunal, porque rechazos forzados en las fronteras de la UE como las “devoluciones en caliente” en España son una violación flagrante de los derechos humanos fundamentales y de las leyes de refugiados", dijo el Secretario General del ECCHR, Wolfgang Kaleck.
 
Instituciones internacionales - como el Consejo Europeo y Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) - y ONGs han emitido fuertes críticas sobre la práctica española de “devoluciones en caliente” y la recién reforma que pretende cubrir y legalizarlas. Sin embargo, el Ministro del Interior, Fernández Díaz, continúa afirmando que las “devoluciones en caliente” son legales y no violan la ley de extranjería española o los derechos humanos. El abogado español del demandante, Gonzalo Boye, añadió: "Cualquier decisión del TEDH que las “devoluciones en caliente” son una violación de los derechos de los demandantes bajo el Convenio Europeo de Derechos Humanos implicará que las nuevas previsiones de la Ley de Seguridad Ciudadana sobre los “rechazos en frontera” en las vallas de Ceuta y Melilla serán incompatibles con el Convenio Europeo y deberían ser modificadas".
 
La decisión del TEDH (aquí) en N.D. y N.T. contra España (8675/15 y 8697/15) es una primera etapa y las preguntas del Tribunal directamente tratan de la cuestión principal de prohibición bajo el Convenio Europeo de expulsiones colectivas sin proceso individual. Ahora el gobierno español deberá de proporcionar información sobre los trámites y medidas de identificación seguidos durante la expulsión de los dos demandantes el 13 de agosto 2014.
 

Boletín especial área de trabajo "Migración"

BoletinEspecial_Migracion_2017Enero.pdf (717.7 KiB)