Orden de detención de Alemania contra el dictador Videla

Todesanzeige Rolf Stawowiok

El 15 de diciembre de 2009, el Tribunal de Núremberg emitió una nueva orden de detención contra Jorge Rafael Videla, ex jefe de la junta militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983, por su posible participación en el asesinato del ciudadano alemán Rolf Stawowiok. En enero de 2010, el Fiscal de Núremberg-Fürth suspendió temporalmente las actuaciones por la ausencia del imputado.

El Tribunal de Núremberg, que desde 1998 conoce de las investigaciones relativas a los abusos de los derechos humanos de ciudadanos alemanes cometidos durante la dictadura militar argentina, ya emitió en ocasiones anteriores varias órdenes de arresto contra miembros del Ejército involucrados directa o indirectamente.

Las órdenes de detención contra los antiguos miembros de la Junta, Jorge Rafael Videla y Eduardo Emilio Massera emitidas por dicho tribunal en 2003 tuvieron una gran repercusión pública. Ambos militares fueron acusados de haber participado en el asesinato de los ciudadanos alemanes Elisabeth Käsemann y Klaus Zieschank. En un primer momento, se emitió una orden de búsqueda por Interpol y la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE). La República Federal Alemana solicitó la extradición de los acusados en el caso de Elisabeth Käsemann. Cuando Argentina denegó su extradición, el abogado de la Embajada de Alemania recurrió la decisión. El recurso fue nuevamente desestimado en 2008 por el Tribunal Supremo en última instancia, ya que Videla se enfrentaba a numerosos procesos criminales en su propio país, entre los que destacan los procesos por apropiación ilegal de niños, asesinato y tortura. Debido a su avanzada edad, no se encuentra en situación de prisión preventiva, sino bajo arresto domiciliario desde hace varios años. En 2010, el caso de Elisabeth Käsemann será uno de los asuntos a tratar en la fase oral del juicio que se llevará a cabo ante el Tribunal Federal en Buenos Aires.

La primera denuncia en el caso del ciudadano alemán Rolf Stawowiok, desaparecido con 20 años, fue presentada por el abogado Wolfgang Kaleck en mayo de 2001, en representación de la Coalición contra la Impunidad. Desde 1998, esta organización ha promovido la investigación de los casos de un total de 50 víctimas - cuya mayoría eran alemanas - de tortura y de sus familiares contra más de 90 integrantes de las Fuerzas Armadas Argentinas.

Rolf Stawowiok nació en 1957 y trabajaba como químico en una fábrica metalúrgica de Buenos Aires. En la tarde del 21 de febrero de 1978, fue violentamente secuestrado por miembros de las Fuerzas Armadas y desde entonces permanecía desaparecido. A pesar de todos los esfuerzos llevados a cabo por su padre, residente en Argentina, fue imposible descubrir su paradero.

En agosto de 2004, el fiscal de Núremberg-Fürth suspendió las investigaciones del caso Käsemann junto con las de otros casos similares, alegando que la falta de pruebas en los casos de desaparecidos impedían demostrar que éstos hayan sido asesinados por las Fuerzas Armadas en función de lo establecido en el tipo penal del asesinato en el Código Penal alemán (artículo 211 del Código Penal). Los recursos contra esta decisión fueron desestimados.

El 14 de marzo de 1978, se encontraron los cuerpos de cinco jóvenes en las inmediaciones de Buenos Aires, en la ciudad de Lomas de Zamora. Las pruebas forenses señalaron que las heridas de bala fueron la causa de la muerte. Los cadáveres fueron enterrados en una fosa común como innominados (N.N). En el verano de 2008, tras un cotejo de ADN, un grupo de antropólogos forenses pudo identificar a Rolf Stawowiok como una de las víctimas asesinadas. Otto Krause, Héctor Ramón Rosales y Laura Isabel Feldmann, de tan sólo 18 años, fueron hallados junto a él. Hasta ahora no ha sido posible identificar al quinto cuerpo.

Tras la confirmación de la identificación del cuerpo por un Tribunal argentino, el Fiscal de Núremberg-Fürth reabrió el caso y solicitó la emisión de una orden de detención contra el dictador Videla, recientemente concedida. Debido a que Argentina no extraditará a Videla, como quedó claro con el infructuoso procedimiento de extradición en el caso Käsemann, el Fiscal decidió suspender provisionalmente el procedimiento. No obstante, las órdenes de detención emitidas contra Videla permanecen activas.

El abogado Wolfgang Kaleck, uno de los portavoces de la Coalición contra la Impunidad, ha elogiado los esfuerzos de las autoridades judiciales de Núremberg como "un importante apoyo a los esfuerzos que se están llevando a cabo en la Argentina para esclarecer e investigar judicialmente los crímenes de la dictadura". Además, " las investigaciones judiciales en Europa y las órdenes de arresto y sentencias en España, Italia, Francia y Alemania, han contribuido considerablemente a la reapertura de los procesos penales en Argentina tras muchos y largos años de impunidad en la Argentina".