Contiminación de agua: Denuncia ante ONU contra empresa suiza Glencore, Perú y Suiza

Contaminación del agua y problemas de salud son causados por la mina de cobre: estas son las quejas formuladas en Perú por los residentes de la zona cercana a la mina Tintaya–Antapaccay contra la empresa minera suiza Glencore, la cual niega cualquier responsabilidad. En el año 2012, los pobladores organizaron una manifestación por causa de este problema, ante la cual la policía peruana reaccionó violentamente. Ahora, se solicita Relatores Especiales de Naciones Unidas (ONU) determinar si los gobiernos de Suiza y Perú, así como la empresa Glencore, cumplieron su deber de respetar los Derechos Humanos. Este es el llamado realizado por el ECCHR, conjuntamente con MultiWatch, Derechos Humanos sin Fronteras y CooperAcción y el apoyo de pobladores de Espinar a través de un informe jurídico que las organizaciones presentaron el 21 de mayo del 2015 ante el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos.
 
Específicamente, el informe jurídico exige a los expertos de Naciones Unidas, que se demuestre si Perú, Suiza y Glencore infringieron o no los Principios Rectores de los Negocios y Derechos Humanos, establecidos por Naciones Unidas.
 
Suiza reaccionó de manera inmediata y aclaró, en junio de 2015, que el Consejo Federal Suizo (el gobierno suizo, N.D.Red.) está dispuesto a apoyar un estudio internacional para investigar la posible responsabilidad de Glencore por los daños ambientales. Esto siempre y cuando el gobierno peruano también participe. Glencore continúa negando toda responsabilidad por los daños a la salud y ambientales causados en los alrededores de la mina que opera en Perú.
 
A la fecha, diversos estudios científicos han constatado la presencia de metales pesados en las aguas de consumo humano y en los ríos cercanos a la mina. Los afectados han solicitado reiteradamente a Glencore y al gobierno peruano que se tomen medidas para evitar la contaminación y los riesgos a la salud. “Las empresas transnacionales, especialmente aquellas del ámbito de la minería, están obligadas a tomar las medidas adecuadas para un manejo de riesgos amplio” dice Miriam Saage-Maaß, directora del Programa de Empresas y Derechos Humanos del ECCHR. “Glencore debe tomar las precauciones necesarias para asegurar que sus operaciones comerciales a nivel internacional no dañen el derecho a la salud, al agua o a un medio ambiente sano”. Esto se encuentra establecido en los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos de la ONU.
 
Perú y Suiza están también obligados a prevenir la contaminación causada por sus empresas. Perú no cumplió con su deber de investigar las causas de la contaminación y de tomar medidas para revertir la polución producida por los metales pesados. Suiza por su parte, también se encuentra obligada a tomar acciones al respecto. “Suiza, país donde está establecida la sede principal de Glencore, tiene la obligación de investigar cualquier relación de la compañía con la contaminación ambiental producida en Perú”, afirma Saage-Maaß.

Documentos relacionados

Resumen Informe Jurídico Glencore (Inglés)

Summary_Glencore_Water contamination_May 2015.pdf (544.3 KiB)