Denuncia penal contra los artífices de la tortura en la era Bush

El 17 de diciembre del 2014 el ECCHR presentó ante el fiscal general del Tribunal Supremo Federal de Alemania una denuncia penal contra el ex jefe de la CIA, George Tenet, contra el ex secretario de Defensa Donald Rumsfeld y contra varios otros miembros de la administración del ex presidente George W. Bush.
 
El ECCHR afirma que Tenet, Rumsfeld y los otros acusados estuvieron involucrados en la comisión del crimen de tortura (considerado crimen de guerra), en los términos del parágrafo 8 sección 1 (3) del Código Penal Internacional alemán (Völkerstrafgesetzbuch). De hecho, los elementos que constituyen dicho crimen, fueron establecidos recientemente por el Senado de EE.UU: en su informe sobre los métodos de interrogatorio empleados por la CIA pocos días antes de presentarse la denuncia. "Los artífices del sistema de tortura – ya sea políticos, funcionarios de la CIA, abogados o  funcionarios de alto rango del ejército - deben ser llevados ante la justicia", dice el secretario general del ECCHR Wolfgang Kaleck, quien fue invitado a exponer el caso ante el Comité Parlamentario de Asuntos Jurídicos alemán. "Mediante la investigación de algunos de los miembros de la administración Bush, Alemania puede ayudar a garantizar que quienes son responsables de secuestros, abusos y detenciones ilegales, no permanecerán impunes".
 
El mencionado informe del Senado estadounidense contiene una sección referida especialmente al caso del ciudadano alemán Khaled El Masri, quien, debido a un alcance de nombre, fue secuestrado por agentes de la CIA en el año 2004 en Macedonia y fue luego torturado en un centro de detención en Afganistán. Aún más, en la denuncia penal, la cual detalla los hallazgos del informe del Senado, queda en evidencia que una vez descubierto la decisión del ex director de la CIA se negó a adoptar medidas contra los responsables.
 
El ECCHR solicitó al fiscal federal Harald Range, que dadas las acciones de Tenet, Rumsfeld y los otros responsables, se abran investigaciones cuanto antes y se establezca un procedimiento de monitoreo, de modo que las autoridades alemanas puedan actuar de inmediato, si alguno de los sospechosos ingresa a la Unión Europea y sin que sea necesario esperar decisiones judiciales o se exija realizar investigaciones largas y complejas.
 
Kaleck, ya había presentado junto al Center for Constitutional Rights (CCR) denuncias penales contra Tenet y Rumsfeld en Alemania en los años 2004 y 2006, y también contra Bush en Suiza, en el año 2011. Además, el ECCHR participa en los procesos judiciales llevados en España y Francia en relación con Guantánamo. Cabe mencionar que la denuncia penal actual presentada por la organización, cuenta con el apoyo del ex Relator Especial de la ONU sobre tortura, Manfred Nowak, del CCR de Nueva York - junto con su presidente emérito Michael Ratner y su vicepresidente Peter Weiss-, de la ganadora del premio Martin Ennals del año 2014, Alejandra Ancheita, de la profesora de Derecho Internacional y Derecho Público de la Université Libre de Bruselas, Annemie Schaus, del profesor de Derecho Penal de la Universidad de Hamburgo Florian Jessberger y del abogado de Berlín, Dieter Hummel.