Los pesticidas de Syngenta amenazan a los agricultores y trabajadores agrícolas

El conglomerado químico suizo Syngenta – uno de los más grandes del mundo en la industria agraria – comercializa pesticidas altamente tóxicos en India. En ese mercado Syngenta es, después de Bayer, la segunda empresa más grande y vende, entre otros, el pesticida Gramoxone, que contiene el agente activo Paraquat. Paraquat es altamente tóxico, pues puede incluso ser mortal con la sola inhalación.
 
Desde el año 2007 Paraquat no está permitido en el mercado europeo. En EE.U. Gramoxone debe contener la advertencia “mortal si es inhalado”. Sin embargo en India la advertencia no existe sino que solamente dice “mortal si es ingerido”. Todo esto consta en el informe de monitoreo preparado por el ECCHR y el Comité de Expertos en Manejo de Plaguicidas de la Organización para la Agricultura y la Alimentación, en octubre del 2015. 
 
Los resultados de la investigación del ECCHR: los envases del pesticida de Syngenta Gramoxone (Paraquat) y Matador (Lambda-cialotrin) no son lo suficientemente claros respecto de los peligros derivados del uso de los productos y sobre las posibles medidas de seguridad a tomar para evitarlos. En ambos productos, las etiquetas sólo entregan indicaciones en Hindi e inglés, idiomas que no entiende la mayoría de la población de Punjab. A pesar de la alta toxicidad del Gramoxone tampoco son advertidos los equipos de protección necesarios para el uso del producto. En ambos pesticidas de Syngenta, falta la advertencia relativa a la reutilización den envase y la información sobre la eliminación correcta del producto.

Investigación del ECCHR: el pesticida de Syngenta Paraquat pone en peligro a los agricultores y agricultoras en Indonesia y Filipinas

En abril del 2016 el ECCHR, conjuntamente con la Pestizid Aktions-Netzwerk del Asia pacífico LINK (PAN AP) o (Red de Acción de Pesticidas del Asia Pacífico en español) y la Declaración de Berna (EvB) comunicaron a la empresa agraria multinacional suiza Syngenta, los resultados de una encuesta realizada a los agricultores de dos plantaciones en Indonesia y otra en Filipinas, sobre el uso de Gramoxone (cuyo agente activo es el Paraquat) y sus consecuencias en la salud.
 
La encuesta contiene los resultados de 39 agricultores y agricultoras en ambos países y compara los resultados con las recomendaciones de Syngenta para el uso de sus productos.

A pesar de usar pesticidas, no se provee de equipo y ropa de protección ni medicinas

Los resultados de la investigación del ECCHR y PAN AP indican que Gramoxone (cuyo activo principal es Paraquat), uno de los más peligrosos del mercado es utilizado sin medidas de protección en las plantaciones de Indonesia y Filipinas, aun cuando está prohibido en la Unión Europea desde el año 2007 y en Suiza desde 1989. Eso indican las respuestas de los agricultores y agricultoras.
 
Ni los productores suizos ni los empresarios dueños de las plantaciones proveen ropa o equipo de protección adecuados para las condiciones climáticas. El acceso a medicinas apropiadas es también deficiente. Al mismo tiempo, numerosos estudios científicos dan cuenta de los problemas de salud y los daños a largo plazo que se derivan del uso de Paraquat
 
Como resulta evidente, Syngenta sabe sobre los malos estándares adoptados para el manejo de sus productos en Indonesia y en Filipinas. No obstante, la compañía multinacional suiza no tiene intención de modificar sus prácticas en la comercialización de Paraquat/Gramoxone, como abiertamente respondió al ECCHR. Syngenta se limita a realizar algunas capacitaciones generales y promete que realiza investigaciones, cuyos resultados hasta ahora la empresa no ha querido hacer públicos. Además, la empresa insiste en mantener su opinión de que existe “uso seguro”, de modo que, según Syngenta, si el pesticida se usa debidamente no produce daños. Sin embargo esto es absolutamente desmentido por la realidad presente en las plantaciones.
 
El ECCHR seguirá observando la situación junto a sus organizaciones cooperadoras e instará por mejoras en las condiciones de trabajo, con el fin de evitar en todo lo posible los daños a la salud. Si la empresa no cumple con las mejoras, debería prohibirse la comercialización de las sustancias más peligrosas, como prevé el artículo 5 del Código de Conducta internacional (FAO/OMS).

Empresas de pesticidas en el extranjero: infringen su obligación de diligencia

El ECCHR, en conjunto con la organización suiza Declaración de Berna investigaron, con base en los principios rectores de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, si Syngenta, en sus prácticas comerciales, se atiene a las exigencias internacionales sobre los derechos humanos que  rigen a las empresas transnacionales.
 
Luego de una exhaustiva evaluación, ambas organizaciones concluyen que, en diversos puntos, Syngenta no respeta su obligación de respeto de los derechos humanos de los usuarios de sus productos afectados y de los derechos de terceros.
 
Incluso, las llamadas políticas de salud, seguridad y medioambiente no cumplen con las exigencias de los Principios Rectores y además no son un método efectivo para el cumplimiento del deber de diligencia por parte de las empresas.

Paper ECCHR Principios Rectores de las Empresas y los derechos humanos

UN Guiding Principles, Position Paper on Ruggie Draft Guiding Principles, 2011-01.pdf (227.3 KiB)