Empresas transnacionales en Latinoamérica: ¿un peligro para los derechos humanos?

Estudio del ECCHR, Abril/ Junio 2011

Por Dr. Miriam Saage-Maaß y Claudia Müller-Hoff

En cooperación con Misereor y "Pan para el Mundo", ECCHR ha publicado un estudio que analiza la  responsabilidad legal de empresas transnacionales por las violaciones de derechos humanos y que formula propuestas para reformas legales. Durante varios meses se han investigado diferentes casos de violaciones de los derechos humanos por parte de empresas europeas establecidas en Latinoamérica. Además, se han analizado los posibles caminos legales contemplados por las leyes nacionales e internacionales a los que se pueden acoger los afectados para hacer valer sus derechos.

Este documento nace a partir de un proyecto - un seminario - organizado por ECCHR en cooperación con Misereor y "Pan para el Mundo", y sus organizaciones contrapartes. En septiembre de 2010, se reunieron en Bogotá las y los representantes de grupos afectados por injusticias empresariales con abogados y abogadas locales y europeos, así como también con expertos y expertas internacionales para discutir las diferentes formas de proceder. Este evento fue el primero en una seria de talleres en diferentes regiones del mundo (África 2011 y Asia 2012).

Después de analizar las problemáticas típicas de Latinoamérica, este estudio se concentra en la siguiente pregunta: ¿qué mecánismos legales existen en Alemania para influenciar las actividades internacionales de las empresas que actúan fuera de su país de origen o, mejor dicho, qué mecanismos hay para incentivar la reparación y el resarcimiento por los perjuicios ya causados? Las autoras también establecen los problemas legales y prácticos a los que tienen que hacer frente los afectados en su búsqueda de protección legal y, finalmente, formulan algunas recomendaciones para posibles reformas legales, en concreto refiriéndose al contexto legal de Alemania, pero a su vez apuntando a los problemas que de similar manera se presentan en la mayoría de las jurisdicciones europeas. Así, países como Alemania pueden ser más justos y responsables para garantizar los derechos humanos a nivel mundial en relación a los riesgos que puedan suponer empresas transnacionales originarias de estos países.

Volver