España - Expulsiones automáticas / Devoluciones en caliente - Ceuta

¿Cúando habrá justicia para las víctimas de Ceuta?

Tras cinco años de impunidad: La Audiencia de Cádiz ordena reabrir el caso

España - Expulsiones automáticas / Devoluciones en caliente - Ceuta

¿Cúando habrá justicia para las víctimas de Ceuta?

Tras cinco años de impunidad: La Audiencia de Cádiz ordena reabrir el caso

Al menos 15 personas fallecieron y muchas fueron heridas el 6 de febrero de 2014 cuando en un intento de entrada a territorio español un grupo de personas fue brutalmente rechazado por la Guardia Civil en la playa de El Tarajal, Ceuta, que hace frontera con Marruecos.

En agosto de 2018 la Audiencia Provincial de Cádiz, Sección Sexta, Ceuta ordenó por segunda vez reabrir la causa. La Audiencia considera que, una vez más, el juzgado de Ceuta encargado de la instrucción "no ha agotado la investigación" y archivó el caso sin llevar a cabo las pruebas solicitadas, entre ellas escuchar a los testigos y supervivientes. En marzo de 2018 una superviviento por fín prestó su declaración desde Berlín a través de videoconferencia.

El operativo policial desplegado en Ceuta es síntoma de las violentas e ilegales “devoluciones inmediatas o en caliente” que se utilizan en las fronteras exteriores de la Unión Europea - medidas que ignoran totalmente los derechos de quienes buscan protección.

El caso

“Protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea”: Nathan, cuyo nombre completo conocemos en el ECCHR, vivió en carne propia lo que significa este eufemismo. En un evento público organizado por el ECCHR en febrero de 2015 en Berlín - allí Nathan relató cómo fue aporreado en la playa ceutí de Tarajal (España) y luego fue devuelto a territorio marroquí.

Nathan tenía sólo15 años y era uno de los cerca de 400 migrantes que intentaron cruzar a nado la frontera entre Marruecos y el enclave español de Ceuta el día 6 de febrero de 2014. En ese lugar, en la playa de Tarajal, los agentes de la Guardia Civil les dispararon balines de goma, les arrojaron gas lacrimógeno y les aporrearon. Como resultado, 15 personas murieron y muchas otras sufrieron graves heridas. Las 23 personas que lograron llegar a la costa fueron devueltas "en caliente" a Marruecos, es decir, de forma inmediata y sin comprobar jurídicamente si merecían solicitar asilo.

El marco

Después de que muchos testigos prestaran declaraciones y se publicaran varios vídeos sobre los hechos, el gobierno español se vio obligado a admitir el uso de material antidisturbios para rechazar a los inmigrantes. Aún así, el Juzgado de instrucción número 6 de Ceuta tardó más de un año en imputar a 16 agentes de la Guardia Civil por los acontencimientos en Tarajal. Entre ellos figurban un capitán, un teniente y un sargento.

La jueza instructora de Ceuta citó a los imputados para prestar declaración y tras eso consideró que la Guardia Civil no tuvo responsabilidad en la muerte de los migrantes y refugiados. El 15 de octubre 2015 cerró las investigaciones. La Guardia Civil insiste hasta el día de hoy en que los agentes apuntaron únicamente al agua, sin herir a nadie. Sin embargo los sobrevivientes han informado a numerosos medios y organizaciones de Derechos Humanos en España, que los disparos fueron dirigidos directamente hacia ellos y hacia los flotadores que llevaban quienes no sabían nadar.