Los casos de tortura de Rumsfeld

Entre los años 2004 y 2007 se presentaron tres demandas penales en Francia y Alemania contra miembros del gobierno de los EE.UU., incluyendoal ex secretario de defensa Donald Rumsfeld y a miembros de las fuerzas armadas, por crímenes de guerra, tortura y otros delitos cometidos en las cárceles militares de Guantánamo y Abu Ghraib.
 
Sin embargo, las autoridades competentes en Karlsruhe y París, donde se llevaron los casos, no quisieron iniciar investigaciones y negaron la posibilidad de apelar a esas decisiones. No obstante, la opinión pública fue remecida por las prácticas de tortura y malos tratos que se viven en la prisión iraquí Abu Ghraib, dirigida por EE.UU., así como en la base militar estadounidense en Cuba, Guantánamo. Hasta hoy, los responsables por estos delitos no han sido llevados ante la justicia. Mientras que algunos militares de bajo rango ya han sido juzgados por algunos tribunales militares a causa de las torturas en Abu Ghraib, los oficiales superiores, militares y los líderes políticos continúan sin asumir su responsabilidad. Esto a pesar de que ellos ordenaron, directa o indirectamente los delitos, o los legitimaron, como en el caso de los políticos.
 
La denuncia penal intenta acabar con la impunidad de los representantes del gobierno, del ejército y de los servicios de inteligencia. El argumento principal se basa en el principio de jurisdicción universal, en virtud del cual los tribunales nacionales de terceros países pueden perseguir delitos especialmente graves, como los crímenes de lesa humanidad, aun cuando los hechos no ocurrieran en el territorio.  Dado que estos delitos no fueron perseguidos penalmente por los países de los perpetradores o de las víctimas, ni tampoco por ninguna corte internacional, era posible iniciar investigaciones en Alemania y en Francia.
 
Demanda penal del año 2004 en Alemania   
 
El 29 de noviembre del año 2004 el secretario general del ECCHR Wolfgang Kaleck presentó una demanda penal en Alemania a nombre del Center for Constitutional Rights (CCR) de EE.UU. y de las víctimas iraquíes. Entre los demandados se encuentra el ex secretario de defensa estadounidense Donald H. Rumsfeld y el ex director de la CIA, George Tenet, así como algunos militares de alto rango por violación de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y contra el Código Penal Internacional alemán (Völkerstrafgesetzbuch).
 
La demanda se refiere a los malos tratos a prisioneros en las cárceles estadounidenses de Guantánamo, en Cuba y Abu Ghraib en Iraq. El argumento principal se refiere a la falta de investigaciones de EE.UU. de los hechos que constituyen delito  por lo tanto, impunidad de los perpetradores. En el caso crímenes especialmente graves, las convenciones internacionales y los principios del derechos internacional permiten que  terceros países, sin conexión directa con los delitos, puedan iniciar investigaciones  en el caso de delitos gravísimos, como los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra, casos de tortura y desaparición de personas. Así, la demanda penal contra Rumsfeld y contra otros oficiales de alto rango, debe servir para demostrar que todas las personas son iguales ante la ley y para acabar con la impunidad de delitos graves, de acuerdo a lo señalado por los acuerdos internacionales.  
 
En febrero del 2005 las autoridades de la fiscalía alemana decidieron no iniciar investigaciones en la materia. Como argumento para la decisión, señalaron que Alemania sólo puede investigar si el Estado competente - es decir donde se cometieron los delitos o bien los Estados de la víctima o los victimario - no quieren o no son capaces de llevar a cabo por si mismos las investigaciones. Ante ello Wolfgang Kaleck presentó, a nombre de las víctimas y varias organizaciones de derechos humanos y derechos civiles, una apelación contra esta decisión. Dicha apelación fue rechazada por la Corte de Apelaciones de Stuttgart el 13 de septiembre del año 2005.
 
Demanda penal del año 2006 en Alemania  
 
El 14 de noviembre del 2006 se presentó una demanda  ampliada. Con base en nueva evidencia, la demanda se dirigió contra Donald Rumsfeld, contra Tenet y contra otros altos funcionarios del gobierno, incluyendo a los abogados del gobierno Gonzales, Haynes, Addington, Yoo y Bybee, además de otros miembros de las fuerzas armadas estadounidenses. Se pudo probar que hasta noviembre del año 2006 no se había iniciado ninguna investigación en los EE.UU. ni en Irak. La demanda era apoyada por diversos abogados internacionales, por organizaciones internacionales de derechos humanos y de derechos civiles, además de diversos informes en derecho preparados por expertos.
 
A pesar de eso, la fiscalía general federal decidió no iniciar investigaciones. Como fundamento, esta vez señaló que los sospechosos de los delitos no residían en Alemania ni se esperaba que lo hicieran, agregando así otro obstáculo para el inicio de investigaciones contra los EE.UU.. Wolfgang Kaleck presentó una apelación señalando que dichas investigaciones proceden aún en ausencia de los acusados. Según su argumento, los resultados que pudieran obtenerse de dicha investigación pueden eventualmente ser utilizados en futuros procedimientos en otros estados. El 21 de abril del 2009 la Corte de Apelaciones de Stuttgart declararon inadmisible esta apelación.
 
Demanda penal del año 2007 en Francia  
 
El 25 de octubre del 2007 un abogado francés presentó una demanda penal contra Donald Rumsfeld en Francia en nombre de cuatro organizaciones internacionales de derechos humanos (FIDH, LDH, CCR, ECCHR). En ese momento, Rumsfeld estaba en Francia por una visita privada. Una vez más, la demanda acusaba a Rumsfeld de tortura y tratos inhumanos en las prisiones estadounidenses de Guantánamo y Abu Ghraib, y específicamente, de aplicar técnicas de interrogación ilegales, las cuales fueron aprobadas en un memorándum firmado personalmente por Rumsfeld.
 
En febrero del año 2008 las autoridades francesas decidieron no arrestar a Rumsfeld y no iniciar investigaciones. Argumentaron la inmunidad del ex secretario de defensa, lo cual es totalmente contrario a las normas de derecho internacional vigentes en la actualidad.
 
Procedimientos en otros países
 
Actualmente hay procedimientos pendientes en España contra seis abogados del gobierno (Addington, Bybee, Feith, Gonzales, Haynes y Yoo) por maltrato de ciudadanos españoles en los centros de detención de Guantánamo. La decisión de este caso, que permitiría iniciar una investigación, recae en las manos de un juez instructor y de un tribunal de primera instancia. También ha habido demandas penales en Argentina (2005) y Suecia (2007). Sin embargo hasta ahora no se han iniciado investigaciones al respecto.
 
Avances en los EE.UU.
 
La presión ejercida por diversos grupos estadounidenses de derechos civiles, han llevado a la publicación de documentos del gobierno que antes eran clasificados. En ellos, queda en evidencia los malos tratos ejercidos contra los prisioneros. Los documentos están disponibles acá. La Comisión de investigación del Senado cuestionó a varios funcionarios del gobierno por su participación y responsabilidad en los malos a los detenidos. El informe fue publicado en diciembre del año 2008. Luego de una larga investigación en el programa de interrogatorios del gobierno, la Oficina de Responsabilidad Profesional del Ministerio de Justicia presentó un informe a Eric Holder jr., Ministro de Justicia. Como respuesta, el ministro ordenó realizar investigaciones especiales para determinar cómo los agentes de la CIA trataban a algunos detenidos específicos fuera del territorio de los EE.UU.. La investigación terminó en agosto del 2012 con la decisión de no iniciar investigaciones penales, aun cuando en dos casos los detenidos perdieron la vida. Así, los incidentes de abuso en Guantánamo y en Abu Ghraib, que son sometidos a acciones legales en Europa, continúan sin ser investigados. A la fecha no se han realizado indagaciones en los EE.UU. y no hay perspectivas de que se persiga penalmente a los oficiales de alto rango responsables por el programa de tortura de EE.UU..

 


Doumentos

Primera demanda penal 2004



Decisiones

Segunda demanda penal 2006

Decisiones

Medios

Tercera demanda penal 2007 (en Francia)