Demandas Penales contra Bush

En febrero del 2011el ex presidente de los EE.UU George W. Bush canceló una de sus apariciones públicas en Ginebra. Los medios de comunicación señalaron que el motivo fueron los temores a protestas, además de la amenaza de posibles procedimientos criminales contra Bush. Por su parte, el ECCHR y el New York Center for Constitutional Rights (CCR) han preparado demandas penales en Ginebra, en favor de dos víctimas del programa de tortura llevado a cabo luego del 11 de septiembre.
 
Las demandas, de más de 2500 páginas, cuentan con el apoyo de más de cincuenta organizaciones de todo el mundo, incluyendo a los ganadores del Premio Nobel de la paz Shirin Ebadi y Adolfo Pérez Esquivel, así como a los ex relatores especiales de Naciones Unidas Theo van Boven y Leandro Despouy.
 
La evidencia incluye documentos relativos al programa de tortura implementado luego del 11 de septiembre del 2001, enfocándose especialmente en la responsabilidad que cabe a oficiales de alto rango de los EE.UU., incluyendo al ex presidente Bush. Bush es acusado por varios crímenes, incluyendo la violación de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura. De hecho, la inmunidad de la que gozan los ex jefes de estado no incluye los casos de tortura. La mencionada convención obliga a sus Estados miembros a investigar los posibles casos de tortura, sin importar si las acusaciones recaen sobre un ex presidente, sobre miembros del gobierno, de los servicios de inteligencia, las fuerzas armadas o la policía.
 
EE.UU. está obligado, como miembros signatario de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura, a investigar y perseguir penalmente estos crímenes. En caso de que los responsables por el programa de tortura continúen evadiendo la persecución penal en los EE.UU., entonces el ECCHR y el CCR tomarán la iniciativa e iniciarán procedimientos criminales en otro lugar. Sobre el programa de tortura, actualmente hay procedimientos vigentes en España.